BARCELONA · MADRID (SPAIN)
About RED | Contact    ADVERTISING   

El sector hábitat diseño en los próximos veinte años

Después de publicar mi artículo en este mismo blog “No olviden súper vitaminarse y mineralizarse”, recibí un par de correos consultándome mi opinión sobre el futuro del sector. Pues bien, en los últimos diez, España se ha consolidado como uno de los países emergentes en el sector del hábitat diseño. Si Italia es referencia mundial en el segmento del diseño, las empresas españolas se han hecho un hueco a nivel internacional, en muchos casos como alternativa a las marcas posicionadas del made in Italy.

Según los últimos datos, solo el segmento del mueble representa casi el 0,40% del PIB, siendo junto con el segmento de la iluminación uno de los más dinámicos en exportaciones. Las CC.AA. de Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid son las que cuentan con un mayor número de empresas, que ocupan a más de 62.000 trabajadores, con una estructura industrial fuertemente atomizada, donde más de la mitad de las organizaciones tienen menos de 20 trabajadores, y un alto porcentaje son hoy autónomos. De todas ellas el número de empresas que cuenta con el diseño como estrategia competitiva es ridículo. Sin embargo, las empresas que lo han hecho en los últimos años, aparte de cuatro que superan los 50 millones de euros de facturación (en Italia abundan), el resto está por debajo de los 3 millones de euros. La encuesta realizada por RED sobre los resultados 2015 y previsiones 2016 es muy interesante.

Cabe preguntarse cuáles son las asignaturas pendientes de las empresas del sector del hábitat diseño para seguir creciendo en los próximos años. Tras unos convulsos años de crisis, aquellas marcas que han conseguido sobrevivir y crecer tienen que subir un escalón más su nivel de exigencia y preguntarse qué aportan al cliente que hoy está híper informado y es más escéptico y cauteloso que antes, de forma que garantice su crecimiento y supervivencia. Y no vale solo considerar que el marketing y la innovación son suficientes, porque en nuestro sector cuentan también otros vectores.

¿Estamos preparados para el cliente del futuro? ¿Qué es lo que el cliente valorará dentro de veinte años por encima de todo? Según PWC, los cambios sociodemográficos dibujan un consumidor distinto al que ahora conocemos; para empezar, una geopolítica en la que Occidente pierde peso. Las nuevas tecnologías y las tendencias globales de hoy ya cuestionan la viabilidad de los modelos de negocio tradicionales y el cliente exige mucha más atención. Ahora tiene el poder de decidir con un dedo y en tan sólo un centímetro cuadrado de la pantalla de su teléfono o Tablet dónde, qué y a qué precio va a comprar. Es por lo que las empresas del sector del hábitat diseño han de conquistar a diario al cliente para garantizar el crecimiento y la sostenibilidad de su modelo de negocio. En el futuro las empresas deberán apuntar a recibir una valoración muy alta en la percepción de alguno de los siguientes vectores que haga que realmente se diferencien del resto y con ello garanticen el crecimiento sostenido en el tiempo.
 

El primer vector es el PRODUCTO. Debemos poder garantizar cuanto antes mejor que nuestro binomio marca-productos haga que el cliente nos tenga como referencia a la hora de salir de compras y recurra a nosotros para saber qué es lo último y qué está a la moda. El cliente demandará un consumo exento de culpa de los problemas sociales que pueden originar algunos modelos de producción actual. El informe de tendencia de @ExitoSpain “Procesos de producción más humanos” lo dice claro.

El segundo es el PRECIO. Lo que importa es lo que se ofrece. El precio dejará de ser el principal factor predominante en la decisión de compra, trasladándose el foco al valor añadido que ofrezca el producto. ¿Somos hoy la empresa con la mejor percepción de precio-valor y así se lo hacemos saber a los clientes? Conozco empresas que tienen precios demasiado altos que ni tan siquiera su propietario sería capaz de comprar lo que ofrece, y otras que compiten positivamente en la órbita de la indeterminación del precio.

La OFERTA es otro de los factores donde la percepción es clave. ¿Somos una empresa conocida por innovar en modelos de negocio? Si sorprendemos con lo nunca visto antes y no con la mayor oferta de producto, nos convertiremos en la referencia de los futuros compradores, y ello nos aportará más valor de diferenciación.

En el cuarto lugar están las NOVEDADES. Como ejemplo, las marcas RED tienen previsto lanzar al mercado cuatro nuevas colecciones en 2016. Este factor conllevará un mayor número de visitas a las ferias, tiendas y canales online, pero aunque una renovación continua generará un interés extra en las marcas, no es suficiente si no compartimos la opinión de los clientes sobre lo que ofrecemos, no les escuchamos y no gestionamos adecuadamente la comunicación. Los clientes del futuro valorarán lo que harán las empresas y aun más lo que dicen otros de ellas, por tanto la gestión de la reputación y la pertenencia a plataformas como RED que aporten valores de visibilidad y reputación serán clave.

Con respecto al SERVICIO, hemos de preguntarnos si destacamos frente a la competencia por tener el mejor servicio. Cuanta más tecnología tengamos, más valorará nuestro cliente la atención personalizada. Relacionada con el servicio está la rapidez: ¿contamos con el servicio más rápido? Los clientes serán cada vez más exigentes y no desearán que la experiencia de compra se dilate en el tiempo. Conseguir una gestión en tiempo real es un reto: el ahora será norma.

La EXPERIENCIA ofrecida al cliente es otro punto clave. Es necesario trabajar todos aquellos aspectos que permitan que el canal físico y online se conviertan en punto de encuentro para nuestros clientes. Por último, tenemos la omnicanalidad: donde esté el cliente. La capacidad para hacer posible un proceso de compra en todos los canales es fundamental para el cliente actual y futuro, que exige una única experiencia de marca.

En definitiva muchas de las empresas españolas del sector del hábitat diseño han llegado a su posición actual gracias a dos motores: la innovación constante (en producto, en marcas, etc.) y la internacionalización. Las fórmulas de crecimiento del pasado han dejado de ser válidas. Las empresas de esta industria necesitan revisar su modelo de negocio para conocer realmente a su comprador, sea particular o empresa, y la valoración de este hacia cada uno de los factores que he citado. Sólo siendo capaces de alcanzar buenos resultados en alguno de ellos podrán garantizar una aportación de valor suficiente que les permita seguir creciendo y destacar a nivel global. Los retos en los próximos 20 años son considerables y para superarlos hay que empezar cuanto antes.

Juan Mellen
Director Ejecutivo

Imagen de Joan Mellen
Joan Mellen

© REUNIÓN EMPRESAS DE DISEÑO
online@red-aede.es

Provença 281 5º 8ª
08037 BARCELONA
SPAIN
T. +34 932 720 546
F. +34 932 721 181

Monte Esquinza 8
28010 MADRID
SPAIN
T. +34.917 811 030
F. +34.917 811 030