El mueble apuesta por la transaparencia, valores como la ligereza y la economía de materiales se incorporan con fuerza en las nuevas apuestas de la industria del hábitat para este año.

En los últimos años, el diseño mobiliario se ha lanzado intencionadamente a la reducción formal de sus estructuras en busca de sintetizar sus formas a su mínima expresión. La aparición de materiales inteligentes, unido a una economía de materiales y una sensibilización de los diseñadores frente al reciclaje ha permitido el desarrollo de una nueva estética. Se persiguen valores que aporten, además de sencillez estética, una comodidad práctica. Predominan el orden y la moderación y, en consecuencia, los valores como la ligereza y la economía de materiales dan vida a un nuevo lenguaje visual en las nuevas propuestas de la industria del hábitat que estamos viendo ya en el mercado. Los productos que irrumpen en el mercado proponen un nuevo hogar rodeados de elementos útiles y sencillos que, consiguientemente, se traduce en elegancia y belleza.

 

LÍNEA // Algo tan sencillo como la sucesión de diversos puntos contiguos delimitan todo aquello que podamos percibir visualmente, es por ello que algunos diseñadores han optado por proporcionar importancia a la línea, como es el caso de Davide Groppi. El diseñador italiano, en su trabajo “Sistema Flash”, minimiza la forma de iluminación tradicional convirtiéndola en una fina barra de luz. El diseñador japonés Nendo también alude a las líneas con su diseño de lámparas “Mogura” para Depadova. Nahtrang Studio persigue el gusto por lo lineal con su serie de lámparas “Revolta” para Estiluz, ó la síntesis llevada al límite de la mesa auxiliar “Bamba” creada por el diseñador Pedro Paulo-Venzon para Viccarbe y la lámpara “Hoop” del estudio sueco Front para Zero. Desafiando nuestra percepción la colección de sillas “Trampolín” de Cuatrocuatros para Missana. A destacar la austera propuesta del diseñador Joe Colombo con su lámpara flexible de pared “Domo” para la compañía Karakter.

“Revolta” Nahtrang Studio para Estiluz.

“Revolta” Nahtrang Studio para Estiluz.

LIGEREZA // Las empresas han optado por reducir la materialidad de sus propuestas, acercándose a una visión más ligera y sutil de sus productos. Daniele Lago, con su innovador sofá “Air Wildwood” para la empresa Lago, se acerca a la inmaterialidad, con un sofá que parece flotar en el aire. Similar intención sigue el estudio de diseño sueco Front que propone “Dune”, un sofá multiusos creado para la compañía Offecc cuya gestualidad dota de movilidad, ligereza y juego una acción tan cotidiana como sentarse. Sobre esta ligereza se desenvuelve también el trabajo de Nendo, el cual nos muestra con su mesa “Ishi” para Depadova una fina superficie de vidrio soportada por once elementos de diferentes formas. Al tratar de unir sencillez e utilidad destaca la atemporalidad de la lámpara “Gira” todo un clásico del diseño creado por Massana, Tremoleda y Ferrer para Santa & Cole, una acertada relectura contemporánea del flexo tradicional.

“Gira” Massana, Tremoleda y Ferrer para Santa&Cole.

“Gira” Massana, Tremoleda y Ferrer para Santa&Cole.

TRANSPARENCIA // Al acercarse a formas sutiles, el uso de huecos y zonas transparentes provocan una visión más etérea del producto. La silla “Showtime nude” del diseñador valenciano Jaime Hayon para Bd Barcelona Design destaca por su cavidad interior, la cual la nutre por esa misma singularidad, un hueco de similar intención en la tumbona “Weekend” del diseñador Juan Santos para la compañía Point. Las diseñadoras Emiliana González y Jessie Young juegan al equilibrio con su silla “Una”. Por otro lado, los diseñadores Ramón Úbeda y Otto Canalda, con el diseño de su mesa auxiliar “2001 Side Tables” de Bd Barcelona Design optan por lo etéreo con su presencia muy espacial.

 

“Showtime nude” de Jaime Hayon para Bd Barcelona Design.

“Showtime nude” de Jaime Hayon para Bd Barcelona Design.

ECONOMÍA // La simplificación de los productos y la reducción de los materiales permiten en cierta medida reducir la presencia visual así como los propios costes. Tanto la colección de armarios “Tone Cabinets” de Norm Architects creados para la compañía Zilenzio como la silla “Green” del diseñador italiano Francesco Faccin para Billiani, presentan un ejemplo de reinvención en la utilización de materias primas tradicionales como el textil y la madera en la que los materiales toman protagonismo. Esta simplificación permite a cada producto alcanzar personalidad por si solo, como sucede con el diseño de la serie de mesas “Numeral” de Savage para la compañía Carmenes.

“Numeral” de Savage para Carmenes.

“Numeral” de Savage para Carmenes.

HONESTIDAD // La sincera utilidad del producto deja de lado adornos innecesarios, su usabilidad busca potenciar su singularidad. Se puede observar este toque intimista tanto en la silla “Podchair” del diseñador Jonas Wagell creada para Zaozuo, que innova con sus líneas curvas, así como la serie de Lámparas “76” de la empresa Bocci, las cuales, a causa de su proceso de fabricación semi-artesanal, llegan a ser inimitables. El diseñador Isaac Piñeiro con su serie de sillas “Terra” desarrolladas para Omelette-ed es un acertado ejemplo de sencillez y sobriedad formal. Por último destacar el sencillo minimalismo del que se apropia el mueble multiusos “Rampa” de los diseñadores Achille y Pier Giacomo Castiglioni de la compañía danesa Karakter.

“Terra” de Isaac Piñeiro para Omelette-ed.

“Terra” de Isaac Piñeiro para Omelette-ed.

Para estar informado de todas las novedades de los Redmembers y de otras tendencias del sector no dejes de seguir nuestro blog y de unirte a la comunidad REDFacebook, Twitter, Instagram y Pinterest.

Artículo escrito por Elisa Ferrer – DXI magazine