En RED estamos de enhorabuena. Hoy tenemos el placer de anunciarles un nuevo protector. ¡Bienvenido, Gráficas Muriel!

Experimenta es, sin duda, una de las cabeceras más influyentes e icónicas del diseño en nuestro país. Detrás de esta revista hay una bonita historia de amistad, compromiso y esfuerzo. La imprenta de Experimenta, Gráficas Muriel, rescató económicamente la cabecera y se convirtieron en socios del equipo creativo que la había puesto en marcha. Este relato, que habla del rol de las relaciones personales y la confianza en la aventura del diseño, seguro que tiene paralelismos con los inicios de no pocas empresas que forman parte de RED.

El compromiso de Gráficas Muriel con el diseño sigue creciendo, al incorporarse ahora como protector de RED. Charlamos con su director general, Raúl Alonso, sobre la emotiva decisión de “rescatar” una revista y sobre su futuro papel en el marco de nuestra asociación.

Vuestra historia es de lo más particular. Sois una imprenta que, a la vez, tiene una de las revistas más respetadas de diseño de nuestro país. ¿Cómo se llega a este curioso punto?

A principios de los años 90, Manuel Estrada, cliente y amigo me presentó a Pierluigi Cattermole y Marcelo Leslabay quienes se encontraban dando forma a Experimenta, una revista de diseño para diseñadores cuyos tres o cuatro primeros números habían lanzado por entonces como un pequeño fanzine en blanco y negro. Con nuestro apoyo y el de amigos como Estrada, lanzaron su primer número a color con el formato ya conocido. De este modo, durante más de 15 años fuimos sus colaboradores y aportamos nuestra experiencia ayudando a consolidar ese bonito proyecto. La crisis de la pasada década provocó que la revista dejase de publicarse y se convirtiera en una web más sobre diseño. Tras un periodo “agónico” y para evitar la total desaparición de esta emblemática marca, propuse a su antiguo propietario intentar reflotar la empresa con la aportación de capital por parte de Gráficas Muriel y embarcarnos así en esta aventura.

Esa decisión, ¿se debe a un creciente interés de tu equipo por el diseño de producto?

Fue principalmente una cuestión sentimental, un intento de evitar la desaparición de una cabecera de cuyo cariño por parte del sector había sido testigo en numerosas ocasiones y eventos. Por supuesto que la existencia de algunas evidentes sinergias y el hecho de haber sido siempre la revista una excelente carta de presentación ante nuevos cliente influyeron en mi decisión.

Aparte de la edición de Experimenta, ¿cuáles han sido otros puntos de contacto de Gráficas Muriel con el diseño?

Siempre hemos trabajado de forma muy cercana con los profesionales del diseño gráfico responsables de los trabajos a producir y hemos colaborado con Experimenta en multitud de eventos del sector. Fuera de eso, no hemos tenido contactos más profundos con el mundo del diseño entendido como industria.

¿Cómo entras en contacto con RED?

Si bien en esta nueva etapa de Experimenta habíamos tenido algunos contactos previos con la Asociación, el contacto más directo vino de la mano de Marcelo Leslabay, nuestro actual director editorial y su relación con Juan Mellen. Este acercamiento se ha transformado enseguida en un punto de encuentro altamente motivador con el sector para canalizar nuestro aporte a la cultura del diseño.

¿Cuál será vuestra aportación como colaborador de RED durante los próximos meses?

Pues espero aportar nuestros conocimientos expertos en el producto gráfico y contribuir de forma activa en la difusión y promoción del diseño como factor de avance y modernización y en particular del diseño español como enseña de nuestra industria poniendo además a su disposición el medio de comunicación que dirijo.

Me gustaría que, desde tu punto de vista, hicieras una valoración del panorama del diseño español en la actualidad. ¿Es un buen momento? ¿Qué aspectos de las empresas de diseño cree que resultan más atractivos en la actualidad?

Sin considerarme una voz autorizada, sí que creo que afrontamos un panorama positivo. Tras la exagerada reacción de nuestra economía a la crisis financiera, creo que se valorará cada vez más el valor añadido que aporta el diseño en todas sus facetas a la cadena de producción de bienes y servicios. Si hay algo que las máquinas no pueden suplir es la creatividad. Espero que las empresas que han apostado por el diseño y han mantenido esa apuesta contra viento y marea, se vean cada vez más recompensadas y que su ejemplo se convierta en vagón de enganche de otras empresas y organizaciones.

Gracias, Raúl. Y bienvenido a RED.

Gráficas Muriel, nuevo RED Protector

Irene Alonso (Experimenta), junto a Juan Mellen (Director Ejecutivo de RED)