En Marset hace algo más que lámparas. Cuidamos la luz en sus distintos matices y efectos, para crear atmósferas con carácter, ayudando a mejorar la calidad de vida de las personas.

De ello, precisamente, nace su vocación por el buen diseño. Es decir, por un producto de formas austeras que genera una luz bella y  creadora de efectos .Buen diseño entendido como la ejecución impecable de cada proyecto, a lo cual dedica sus más grandes esfuerzos. Porque busca un objeto bien hecho, que sea asimismo capaz de innovar y sorprender, de emocionar y acompañar. Sus lámparas son, ante todo, productos tangibles capaces de perdurar en el tiempo.

Mediante el  rigor técnico y la creatividad, con el fin de descubrir nuevas funcionalidades y aportar otros usos, Marset mira hacia adelante. De esa visión inquieta y multidireccional, de la curiosidad y la capacidad para imaginar lo que está por venir, surgen las distintas piezas de la colección, marcada por la autenticidad, en una simplicidad revestida de sentido o en el factor decorativo integrado con intención de sobriedad.

Marset ha sabido permanecer y reinventarse a lo largo de los años, y lo seguirá haciendo.  Nacida en la década de los años ‘40 como empresa familiar dedicada a la fundición de metales,  Marset se afianza en décadas de experiencia para constituirse actualmente en una marca joven que tiene una sólida presencia y vocación global. Sus productos se encuentran en más de cuarenta países y, en cada nueva incursión, acude a diseñadores de procedencia diversa y proyección internacional.

En los últimos años, Marset ha recibido el Premio DME 2014-2015, el Premio Nacional de Diseño 2015, y ha sido reconocido con el Premio Red Dot 2016 por la lámpara FollowMe.

http://www.marset.com

¿Quieres contactar con esta marca? Hazlo a través de RED